El poder de las piedra

Como ya contaba hace unos días, mi hijo tenía problemas a la hora de ir a dormir, y pensé que sería una buena idea darle algo que pudiera tener con él mientras estaba en la cama. La piedra de las Buenas Noches funcionó, y ya van dos mañanas que se despierta diciendo que no ha tenido pesadillas.

La piedra de la Suerte

Esa misma noche, mientras tenía en mano esa piedra, me pidió que le hiciera otra para llevársela durante el día. Me pidió una piedra de la Suerte. Y yo, rápida, se la pinté.

Una piedra con una estrella que lo protegerá. Ayer a la salida de la escuela le pregunté como le fue la mañana. Sonriente me dijo todo bien, que la piedra funcionaba.

Las soluciones más sencillas

A veces con pequeñas cosas se solucionan grandes problemas. A mi hijo le valió con algo tan pequeño, hecho por mi, que pudiera tener en cualquier sitio. Él tiene escondida la piedra de la suerte en su mochila, así que nadie puede verla. Le da tranquilidad, y con eso funciona.

Hay que darle magia a los niños para que puedan superar sus miedos. Gracias a él y a mis amigas, tuve la idea de que podría hacer varias piedras para los niños, para que puedan vencer sus miedos. Y en eso estoy trabajando.

¿Curiosos? Seguirme y pronto os enseñaré todo 🙂

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.