Entrevista para Amiche di Fuso

Desde que empezaron conozco a Amiche de Fuso. Es más, casi todas son mis amigas virtuales. Muchas de ellas las conocí cuando escribía un blog, en italiano, sobre mi vida.

Ya no suelo hablar de mi vida en un blog, pero hoy hago una excepción. Voy traduciendo lo que escribí para ellas.

Aquí podéis encontrar la entrevista en italiano.

Mi vida en una caja de cartón

Mi perra, en cuanto me ve entrar en casa con una caja de cartón, empieza a ponerse nerviosa. Me mira con esos ojos que parecen decir “¡Otra vez, no!” y se pone en su camita, con aire triste. Luego se da cuenta de que empiezo a cortar la caja y trabajar con ella. Y se relaja.

Han pasado muchos anos pero mi perrita, que se llama Flo y que nació en Mallorca adonde la adopté rescatándola de la perrera cuando tenía 4 meses, sigue teniendo miedo de las mudanzas.
Se acuerda bien de todas las cajas que preparé y de donde saqué todo. Se acuerda de las cajas cargadas en el coche, o enviadas. Y se acuerda, sobre todo, de los largos viajes en coche entre España e Italia, donde yo y ella no dormiamos durante dos días. Puede que se acuerde también de los viajes con el barco.

Las cajas

Pero volvemos a mi. Las cajas de cartón me acompañan desde que era una niña. Me encantaba jugar con ellas, esconderme dentro. Luego, a los 8 años, esas cajas se transformaban en casa de muñecas. Ahora las cajas de cartón son Belenes, casa de Halloween y mucho más.

Mi pasión volvió a nacer cuando mi hijo, que nació en el año 2010, tenía 2 años. Sólo que para él tenía que inventarme algo distinto. No podía crear casas de muñecas, sino aparcamientos para sus coches. Además de aeropuertos. Y pistas de coches.

Como nació mi blog

Construí tantos juegos de cartón que un día me dije “¿Por qué no los voy a publicar en un blog?”. Así nació Puponelandia.
Si os preguntáis la razón de este nombre, es muy sencillo. Bueno, sencillo para mi. Mi hijo nació un mes antes de lo que debía, en España. Y nació muy grande. Pasaban los meses y mi hijo no paraba de crecer. Pasaban los años y mi hijo era el más alto de todos. Así que desde que nació lo llamé Pupone (Pupo significa niño, Pupone es niño grande). El blog se lo dediqué.

Pasando el tiempo a mi blog le añadí otras pasiones, como la pintura y el dibujo. Mis cuadros gustaron a mis amigos, que empezaron a comprarlos. Así que este año, en enero 2017, me decidí en abrir una tienda on-line.

Ahora en mi cabeza me veo de niña, dentro esa caja de cartón. Si me hubiesen dicho que ese objeto habría estado tan presente en mi vida, me habría reído. Muchas cajas de cartón pasaron por mis manos, sólo que ahora ya no las lleno con nuestras cosas, sino que se transforman en objectos de arte.

Puedes seguir mi día a día aquí:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.