Casas

Últimamente, para relajarme, dibujo casa. Es mi forma de desconectar haciendo algo sencillo. No tengo que hacer una obra de arte, no tengo que ponerlo a la venta, sencillamente lo dibujo para el placer de hacerlo.

Esto es algo que, si quieres hacer del arte tu profesión, resulta difícil. Ya llevaba tiempo sin disfrutar de un dibujo sin pensar “¿Esto va a gustar? ¿Se va a vender?”.

Y llegó ese día en que me puse a hacer algo justo para disfrutar del momento, dibujando como haría un niño, quizás, despreocupandome de proporciones, colores, y sentido. Si, me dio igual que lo que estaba dibujando tuviera sentido. Sólo me encontré con casas, tantas o pocas, iguales o distintas, pero casas. Seguramente la psicología me diría que dibujando esto quiero expresar algo. Pues bien, seguro mi cabeza quiere decirme algo, pero mi mano sólo me dice “algo sencillo” sin pensar.

Cuando el arte se transforma en meditación, esto es para mi. Dibujar, colorear, pintar. Así empezó hace años, como una forma de relajar mi mente. Y así vuelve a ser. De momento.

Si quieres ver más, sígueme en Instagram .

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.