Andalucía

Andalucía es parte de mi vida desde hace muchos años. Me gustó en cuanto la vi por primera vez en el año 2008. Y decidí mudarme aquí para hacer una nueva experiencia.

Esta experiencia habría tenido que durar unos años, pocos a decir la verdad. Pero ha pasado el tiempo y entre una mudanza y otra llevo casi 10 año aquí, en el Sur de España.

¿Cómo se vive?

¿Cómo es la vida en Andalucía? Para una persona como yo no es fácil, porque vivo muchos de los estereotipos que bien conocemos, a parte el dicho que aquí trabajan poco, lo cual no es verdad para nada. En Andalucía se trabaja y a menudo con horarios de locos, debido al hecho que este sitio vive de turismo.

Pero no estoy aquí para hablar de mi vida laboral andaluza, más bien para enseñar lo que Andalucía me inspira a la hora de dibujar.

Pueblos blancos

Los pueblos blanco son, por excelencia, lo mejor para una amante de las casas y de lo viejo, cual soy yo. Me encanta pasear por esas calles estrechas, levantando mi cabeza para ver los techos, las ventanas, bajando de nuevo la mirada hacía las puertas, a sus colores vivos y alegres, que destacan en las casas blancas, y a los adornos cuales flores y objetos de cerámica colgando en las paredes.

Andalucía tiene ese toque antiguo que te enamora. Y mientras paseas por esas calles, sobre todo en los calurosos veranos, no pueden no pensar en como sería vivir allí, entres escaleras, calles estrechas, vecinos que puedes saludar desde tu ventana, y a esa vida tan lenta, que se anima en cuanto baja el sol llenando las calles de gente sentada delante de su casa, mientras los turistas descubren rinconcitos para fotografiar.

Andalucía es así, cálida en verano, no tanto en invierno – de hecho este último invierno ha sido de los peores que pueda recordar en cuanto a lluvia y frió – y te enamora con sus colores, su alegría, su ruido, y las voces de la gente, siempre demasiados altas para los que vienen de afuera.

Arte

Andalucía es única, reboza arte por todas partes. Y podría escribir mucho más sobre esta tierra que amo y odio al mismo tiempo. Porque Andalucía no es la perfección que uno se espera, pero como mi tiempo aquí va caducando – ¡si, caduca! –  quiero quedarme con lo bueno de todo esto.

Porque ya lo sé que todo lo que ahora me molesta un día lo echaré de menos. Ya lo estoy añorando, aunque falte más de un mes para dejarlo.

Así que aquí va una de mis ilustraciones sobre Andalucía, una calle de un Pueblo Blanco que tengo a unos 10 km de donde vivo, un pueblo adonde voy siempre cuando necesito sentir la verdadera Andalucía.

Sígueme aquí:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.